jueves, 23 de junio de 2016

Hegemonía nacional


Cierra el Madrid con doblete nacional un curso que comenzó muy torcido, con lesiones sensibles como la de Rudy, jugadores que llegaron fuera de forma tras el Eurobasket y una escasa aportación de los fichajes. Pero el balance final de la temporada es positivo porque, pese a una pobre defensa del cetro continental, el club mantiene la hegemonía en casa, repite título ACB por primera vez en 22 años y se consolida así como el referente del basket nacional del último lustro. Enhorabuena.

En el cuarto partido se apareció por momentos el fantasma de 2012, con ventajas del Barca de hasta 11 puntos en los compases iniciales. Pero 40 son muchos minutos y más a domicilio cuando la diferencia de dinámica de los equipos es tan amplia. Sin cuajar esta vez el Madrid un encuentro excelso se terminó imponiendo por decantación, haciendo valer un parcial 17-4 en el tercer cuarto, con Llull y Thompkins encendidos. El primero es un MVP incuestionable, jugador franquicia de la sección desde hace más de un año. El americano cierra la final con 17/22 tiros de campo y pone a la directiva en un brete. Me dicen por un lado que se había decidido ya su salida pero, más allá de sus números, Laso parece que confía en él, con 19 minutos de media en la serie, incluidos los 4 últimos del cuarto partido, en los que metió una canasta tras reverso que sellaba la serie. He publicado una encuesta en Twitter, han votado ya 322 personas y el 93% aboga por su continuidad...


Y no será la de Thompkins la única decisión sensible de las próximas semanas. Nocioni quiere seguir, está dispuesto a bajarse el salario de los 1,6 millones actuales hasta (dicen) 700.000 euros. Cumple 37 en noviembre y está para pocos minutos, pero son de mucha calidad, un chute contagioso de carácter y defensa. Me cuentan que Valencia se está enrocando por Claver, que pide hasta 5 millones, unas cifras a años luz de los aproximadamente 300k que ofrece el club blanco. Desconozco si es una estrategia negociadora, una pataleta de dignidad de cara a la afición o si realmente esperan quedarse con el jugador, a riesgo de que este les vuelva a dar calabazas, porque quiere jugar Euroliga y/o cobrar más dinero, para lo que no le faltarán ofertas en Turquía o Rusia. Sabéis que vengo sugiriendo desde hace tiempo el fichaje de Claver, pero no a cualquier precio, nunca más de medio millón de transfer. Así que si Valencia se enroca, abogaría por sencillamente no fichar a nadie sino mantener a Trey y Chapu en ese puesto.

Ayón no tuvo su mejor día en el cuarto partido, pero es el pilar de la pintura blanca. Nuestro verano no será completo hasta que se anuncie su renovación. Felipe, en otro día en la oficina, sumó estadística y nuevos hitos estadísticos, mientras Willy tuvo una gris despedida de la afición. Jaycee no pudo lucir por lesión, demasiado esfuerzo hizo vistiéndose de corto, pero igual cierra quizá su mejor campaña desde que viste de blanco, por tanto una parte importante del éxito del equipo este curso. Tan contento estaba, que hasta se arrancó con unos capotazos en la celebración. Me alegro de que Chacho, que seguirá seguro, se quitase un poco el mal sabor de boca de sus horrendos playoffs con su mejor actuación de la final, 14 puntos y 6 asistencias, a destacar dos triples clave en el último cuarto. Y cierro con Rudy, que no enseñó los picos de juego del tercer partido, pero que igual terminó con el mejor +/- del encuentro (+54 en la serie). Definitivamente con su reaparición ha dado el Madrid el salto de calidad que pone tierra de por medio con el Barcelona. 
¡Feliz verano a todos!



lunes, 20 de junio de 2016

Autopista al doblete

Lo tiene el Madrid a mano, por el marcador de la serie, 2-1, pero sobre todo por las sensaciones. Una derrota in extremis seguida de dos victorias incontenstables. A los puntos la eliminatoria no tiene color. El ataque blanco está superando ampliamente la defensa azulgrana, 94pts de media en la serie, un ritmo que este Barcelona no puede seguir, con Tomic y Satoransky como únicos activos fiables a día de hoy. Por la experiencia de ya unos cuantos años tengo gran respeto por el espíritu competitivo de los equipos de Pascual, pero por momentos da la sensación de que sus jugadores han tirado la toalla. Y si la serie termina el miércoles en Madrid, sospecho que será el último encuentro del entrenador azulgrana. 

Protagonistas blancos Llull y Ayón, han sido el sostén del equipo durante todo el curso y no iban a fallar en la cita que lo decide. El menorquín, potencia sin control en sus primeros años de blanco, se ha convertido en un tremendo líder. Su renovación el verano pasado, dando calabazas a la NBA, fue de una importancia capital en el destino a medio plazo de la sección... igual que lo va a ser la de Ayón, que algunos periodistas dan ya por sentado, y de la que personalmente no dudo. Ambas partes se necesitan y, si os habéis dado cuenta, en realidad el mexicano nunca ha llegado a sonar para otros equipos. Será el triunfo del sentido común y de paso el movimiento más importante del club en verano. Porque, sí, los fichajes anotadores flamantes, la estrella de moda en el mercado, pues ilusionan a la afición, entretienen el verano y venden periódicos, pero cuando ya tienes cracks en casa, como lo son Llull y Ayón, lo importante es mantenerlos. Mirad a CSKA, vigente campeón, no va a fichar prácticamente a nadie, pero ha logrado mantener a De Colo, que es el mejor jugador de la Euroliga.

Y por cerrar el capítulo de renovaciones, en su caso más bien permanencia, lo mismo aún tiene alguna opción Thompkins, ¿no? Ofrece lo que ofrece, nivel homologable en el último mes y medio, consistente. Dada su edad, evolución y adaptación diesel, creo que si siguiese su segundo año sería mejor. Pero, independientemente de eso, que para gustos los colores, la respuesta requiere contexto: ¿Qué alternativas ofrece el mercado a un precio que pueda asumir el Madrid? Quizá no es la estrella flamante que alguno esperaba viendo sus números en Nizhny, pero si nos hemos quedado sin dinero para un Randolph por el esfuerzo de la renovación de Ayón, prefiero apostar por la continuidad de Trey (1mill anual) que fichar low cost de perfil bajo tipo Will Thomas (Unicaja) o Deon Thompson (Brose), dos de los nombres que se barajan y que cobrarían casi lo mismo. Un Thompkins, por cierto, muy sólido tanto en el segundo como en el tercer partido de la serie.

Aunque quien dominó por momentos el tercer encuentro (parcial blanco de 15-0), recordando su versión vellocino, fue Rudy (18pts finales), al que da gusto ver jugar cuando está así, mentalmente enchufado y rápido de piernas. Ve el basket sencillamente medio segundo por delante. Roba un balón brutal en el tercer cuarto, a media pista, lee el pase del atacante medio segundo antes de que salga de la mano. El comentarista de la tv rusa, Gomelsky hijo nada menos, se pasó un minuto alucinado, sin parar de comentar la jugada. A ver si efectivamente Rudy descansa en verano y vemos a esta versión mucho más a menudo el curso que viene. Nos lo debe. El año que viene tendrá nueva competencia en el puesto, y no es ningún fichaje, sino el niño, Luka, que se da con la cabeza en el techo como tercer base de los Sergios, así que jugará como 2-3. Se lo puede permitir sin traumas, dado su físico y variedad de repertorio. Valiosos minutos en el tercer partido, me quedo con una canasta más personal al poste que le hace a todo un Perperoglu, con sus 2.03m y su templanza de perro viejo.

lunes, 13 de junio de 2016

Jugarse el año a una serie

Del resultado de la final ACB depende completamente el balance de la temporada blanca. El título de Copa hace un poco de contrapeso a la ausencia en la F4 pese a ser campeón vigente, pero si no se gana la liga nacional el curso del Madrid podrá calificarse de decepción. Son los contendientes de siempre, pero me parece la serie más igualada sobre el papel de los últimos años. El Barca tenga quizá menos recursos en su plantilla, pero sabe a lo que juega, cuenta con la ventaja campo, un Satoransky rebosante de confianza y Tomic en el mejor momento de forma de la temporada, promedia valoración 21 en playoffs, incluidas casi 4 asistencias. Tampoco llega mal el Madrid, tras solventar con oficio más que brillantez una semifinal exigente. Muy bienvenido el regreso de Rudy, que sin estar para alardes su presencia igual mejora al equipo. Me gustó verle enseñar de nuevo los dientes en ambiente hostil, 9/12 triples en la Fonteta. Sabemos además que se puede contar con Ayón y Llull, el que me preocupa es Chacho, que lleva unos playoffs catastróficos: balance negativo del equipo con él en pista en 4 de los 6 últimos partidos, 6/30tc. Sin una versión más homologable se me antoja difícil ganar la serie al Barca.

Discretos están siendo los playoffs de Jeffery Taylor, del que me cuentan que el club ha tomado ya la decisión 
de que no continúe la próxima campaña. Su nombre se une a los de Rivers, Nocioni, Hernangomez, Ndour y Lima. Este último tiene contrato garantizado con el club blanco por otras dos temporadas, pero parece que no ha convencido a Laso, que menudo hocico de fino catador de pívots se le está quedando. La cruz a Lima, cuyo perfil encajaba sobre el papel, ha debido ser por los entrenamientos, porque lo que es jugar ha jugado poco. Bien regresará cedido a Murcia, bien entrará en la operación Claver.

Quien seguirá cedido en Murcia será Campazzo, al que lastra su pasaporte extracomunitario. No se descarta cubrir su baja con un alero, gustan Hanga y Kuzminskas, pero los turcos están en la puja y su incorporación puede ponerse en un pico. Caseur es agente libre y gustó en su día, aunque no parece que haya demasiado interés blanco a día de hoy. Me dicen que como alternativa el club podría buscar un tercer base experimentado, comunitario, defensor y más bien baratito, con la idea de que Doncic juegue el próximo curso minutos como escolta y alero. Suenan en ese perfil nombres del tipo Stefan Markovic, Unicaja, que el día 30 queda libre como un taxi.

Recapitulando: hay ya tres fichajes cerrados o prácticamente, los de Othello (por Lima), Claver (por Chapu) y Fran Vázquez (por Willy), sigo creyendo que Ayón acabará renovando, así que faltaría una incorporación, la de un sustituto para Thompkins, en caso de que salga, como a día de hoy parece. Su continuidad dependía del rendimiento en playoffs, que está siendo correcto atrás pero gris en términos generales. Anthony Randolph sería el sustituto ideal, no es imposible, pero saldría muy caro y su prioridad a día de hoy es sondear sus opciones de regresar a la NBA. Alternativas serían Quincy Miller (Estrella Roja) y Deon Thompson (Múnich), aunque por el primero parece que llega el Madrid tarde, pues le tendría atado Maccabi.